Por qué deberías comer con palillos

¿Eres de los que se resiste a comer con palillos? Aunque la práctica puede ser un poco difícil al principio, los científicos aseguran que comer con palillos tiene un montón de beneficios. En este artículo te desvelamos las razones por las que no deberías volver a utilizar el tenedor.

No solo para la comida oriental

comer con palillos

Todos asociamos los palillos con la comida china, japonesa o de otros países orientales. Pensamos que solo sirven para eso, pero no es cierto. Comer con palillos la comida occidental también es posible. Y sirven para cualquier tipo de plato. El único requisito es cortar los ingredientes en trozos no muy grandes, para que podamos cogerlos con los palillos.

Comer con palillos adelgaza

Sí, has leído bien. Quizás te hayas fijado en que los orientales suelen ser delgados. Seguro que no has pensado nunca en que comer con palillos tiene algo que ver en eso. ¡Pero eso es precisamente lo que aseguran los científicos!

Según ellos, comer con palillos a diario puede darte mejores resultados que someterte a una dieta estricta si quieres perder peso. Y es que varios estudios confirman que los palillos son los principales responsables de que pueblos como los japoneses o los chinos sean mayoritariamente delgados.

comer con palillos

La principal razón está en que los palillos nos ayudan a comer más despacio. Así, conseguimos «engañar» a nuestro cerebro. Y logramos sentirnos saciados con una ingesta menor.

También influye en que esta forma de comer facilita la digestión. ¿La razón? Tragamos trozos más pequeños que cuando usamos el cuchillo y el tenedor. Esto no solo nos ayuda a perder peso. También hace que nuestro cuerpo asimile más nutrientes de los alimentos.

A la mayoría de la gente le da la impresión de que utilizar los palillos no es sencillo. Y es cierto que incluso para las personas expertas requiere un cierto grado de concentración. Y esto también tiene sus beneficios. Porque nos ayuda a evitar los gases y a disfrutar más de las comidas.

Los últimos estudios científicos han demostrado que la gente que come con palillos no solo está más delgada. También está más sana, ya que sus niveles de azúcar en sangre son más bajos que los del resto.