Las mejores frutas y verduras de primavera

Los vegetales y las frutas son el centro de cualquier dieta saludable. Pero la agricultura sostenible sigue dependiendo del calendario climatológico. Por eso, te traemos algunas de las mejores frutas y verduras de primavera.

En los próximos meses, estos alimentos estarán en su máximo esplendor, y los encontrarás con facilidad en la frutería. Incorpóralos a tu dieta y disfruta de su sabor y sus beneficios nutricionales.

Las cerezas

frutas y verduras de primavera

La floración de los cerezos es uno de los paisajes más impresionantes de la primavera. Y a finales de primavera, alrededor del mes de mayo, esos árboles nos dan su delicioso fruto.

El consumo de cerezas regula el colesterol, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes y regula también el tracto intestinal. Además, las cerezas son una fuente extraordinaria de betacarotenos, muy importantes para la salud de nuestra vista y nuestra piel.

Espárragos

frutas y verduras de primavera

Los espárragos, tanto verdes como blancos, son unos de los alimentos más saludables que hay. Al ser diuréticos, son muy recomendables para las personas hipertensas. Pero además, tienen un montón de fibra, por lo que resultan muy saciantes y recomendables para quienes busquen perder peso.

Entre finales de marzo y primeros de abril es cuando se recogen los espárragos, y si los consumes por estas fechas disfrutarás de su sabor más que en ningún otro momento del año.

Los guisantes y las habas

frutas y verduras de primavera

Los meses de primavera son la temporada estrella de los guisantes y las habas, dos de los vegetales más sabrosos y nutritivos. Son una buena fuente de hierro, fibra e hidratos de carbono de calidad.

Y servidos como primer plato con jamón y cebolla sofrita son unos de los platos más apetecibles de la primavera.

Rábanos

frutas y verduras de primavera

A finales de primavera encontraremos los mejores rábanos en las fruterías. Los rábanos son unas de las mejores verduras para luchar contra los cálculos renales. Además, nos aporta vitaminas B y C, hierro, potasio y magnesio.

En cualquier ensalada aportan color y un frescor inigualable. Pero también los puedes probar asados al horno.

Melocotones y albaricoques

frutas y verduras de primavera

La primavera también es temporada de melocotones y albaricoques. Ambas frutas son muy sabrosas, y además nos aportan un montón de vitaminas (A, B1, B2, B6, C y E). También tienen un alto contenido en magnesio, fibra y potasio.

Los melocotones y albaricoques son, como las cerezas y muchas otras frutas de primavera, ricos en betacarotenos. Protegen nuestra piel y ayudan a la producción natural de colágeno. Y gracias a sus antioxidantes nos protegen de los radicales libres.