¿Se puede hacer la compra sin plástico?

Los abanderados contra el calentamiento global avisan: es necesario que cambiemos nuestros patrones de alimentación y que llevemos una dieta más ecológica y sostenible. Conseguir hacer la compra sin plástico es uno de los pasos fundamentales en esta lucha por proteger nuestro planeta.

hacer la compra sin plástico

Pero, ¿de verdad es posible llenar la cesta de la compra sin usar los envases desechables? Pensemos que hace 50 años hacer la compra sin plástico era lo habitual. Sin embargo, en las últimas décadas hemos visto como este material ha inundado las estanterías de los supermercados.

La mayoría de las toneladas de residuos de plástico que generamos en el mundo no se reciclan. Por el contrario, acaban contaminando peligrosamente el entorno, sobre todo los mares. Por eso, es necesario lograr reducir nuestro consumo de plástico. Y estos son algunos trucos para lograr llenar la cesta de la compra sin este material.

Primer paso, utiliza bolsas de tela

hacer la compra sin plástico

La guerra a las bolsas de plástico ya tiene unos años y gran parte de la población está concienciada. El hecho de que las tiendas cobren (aunque solo sea uno o dos céntimos) por ellas también ayuda, para qué engañarnos.

Pero todavía hay gente a la que le cuesta eso de ir a comprar con sus bolsas de tela. Haz el esfuerzo de llevar las tuyas siempre contigo. Es el primer paso para una compra sin residuos.

Segundo paso, empieza por la fruta y la verdura

hacer la compra sin plástico

A la hora de hacer la compra sin plástico, lo más sencillo es empezar en la frutería, donde se puede comprar casi todo a granel, evitando lo que ya viene envasado en bandejas o bolsas de plástico.

En muchas fruterías ya tienen bolsas de papel reciclado que sustituyen a las de plástico. Si no las hay, siempre puedes hacerte tú unas que sean de tela y se puedan lavar.

Comprar la fruta y la verdura a granel no solo es más ecológico. También tiene otras ventajas. La primera es que tú seleccionas las piezas que te llevas a casa. La segunda es que suele ser más barato que comprar los alimentos ya envasados.

Tercer paso, carne y pescado

hacer la compra sin plástico

Las frutas y verduras son relativamente fáciles. Los huevos suelen venir envasados en cartón, fácilmente reciclable. Pero, ¿qué hay de la carne y el pescado?

Resulta obvio que tenemos que evitar lo que ya viene envasado, e ir a la carnicería y la pescadería. Antes estos establecimientos, así como las charcuterías y las queserías, utilizaban un papel de estraza grueso para envolver los alimentos.

Pero ahora, en muchos lugares lo han sustituido por el plástico. Tienes varias soluciones. Puedes comprar tu propio papel (no te costará encontrarlo online) y reciclarlo después de cada compra. Pero a la larga te saldrá caro.

Es mucho más barato y ecológico ir a la compra con tus propios tuppers, que puedes usar una y otra vez. Sin duda te parecerá engorroso al principio tener que cargar con ello, pero con el tiempo te acostumbrarás.

Los alimentos más difíciles

hacer la compra sin plástico

Muchos productos son cada vez más fáciles de encontrar a granel. Es el caso de las legumbres, el café, el té, las aceitunas, los pepinillos…

Sin embargo, hay otros que nos parece imposible comprar sin plástico. La leche, las salsas, los zumos, la pasta, el colacao…. Sin ninguna duda, este es el paso más complicado.

La primera solución es hacer la versión casera siempre que se pueda. No compres un brick de zumo de naranja, compra las naranjas y hazlo tú, por ejemplo. También puedes hacer helado casero, o tus propios boquerones en vinagre, o comprar yogures, aceite, vinagre o miel en tarros de cristal y no de plástico, por ejemplo.

Lo más complicado parece la leche. Porque eso de tener tu botella de cristal y que el lechero te la rellene es más que difícil hoy en día.

Sin embargo, cada vez hay más establecimientos que lo venden todo al peso y a granel, y es posible que tengas alguno cerca de casa.

En casa

hacer la compra sin plástico

Para almacenar los productos en casa utiliza los clásicos botes, tarros y botellas de cristal. Los puedes reutilizar una y otra vez después de lavarlos. Y es muy fácil ver qué hay en su interior.

En cuanto a los tupper de plástico que tendrás en casa, ¿debes tirarlos? La respuesta es «no». Piensa que la lucha es contra los envases de plástico de un solo uso. Los tupper, como los botes de cristal, pueden reutilizarse. Así que tirarlos a la basura no parece muy lógico.

Si has leído hasta aquí, quizá te interese:

Los supermercados más responsables con la reducción del plástico en España (y los menos)