Cuatro formas de comer acelgas, la verdura del otoño

Te presentamos cuatro formas de comer acelgas, todas ellas fáciles de hacer y muy ricas. Si crees que esta verdura es aburrida, te interesa seguir leyendo.

formas de comer acelgas

Los mil y un beneficios de las acelgas

Las acelgas son una de las verduras del otoño. Por sus propiedades y beneficios, los expertos en salud y nutrición las consideran un super alimento.

Las acelgas son una de las verduras con mayor contenido en vitaminas A, B y K. Tienen además un montón de fibra, calcio, potasio y hierro.

Gracias a esto, las acelgas son perfectas para la salud de nuestros huesos y dientes, para reforzar nuestras defensas o para regular nuestro tránsito intestinal. También son recomendables para adelgazar, ya que por su alto contenido en fibra nos ayudan a adelgazar sin pasar hambre.

Sin embargo, a pesar de todos estos beneficios, las acelgas tienen una mala fama inmerecida. Son consideradas un alimento aburrido y poco sabroso, y no gustan a mucha gente.

¡Descubre estas cuatro formas de comer acelgas y cambia de opinión si crees que esta verdura es poco apetecible!

Cuatro deliciosas formas de comer acelgas

En sopa

Una buena sopa de acelgas es uno de los mejores platos de invierno, y uno de los mejores antídotos contra los resfriados. Limpia y corta las acelgas en trozos no muy grandes, incluyendo las pencas. Y trocea también unas patatas.

Prepara un sofrito de ajo, cebolla, puerro y nabo y haz un caldo con todos los ingredientes. A la hora de comer la sopa, puedes añadir un huevo duro como toque final, que te aportará la dosis de proteína que necesita el plato.

Con garbanzos y bacalao

Un potaje de los de toda la vida, vaya. La receta es parecida a la anterior, pero se sirve con menos caldo. Y en lugar de huevo duro, cocemos las acelgas con garbanzos y bacalao.

Un plato de lo más completo nutricionalmente, bajo en grasa y totalmente delicioso.

Salteadas con ajo y jamón

Cuece las acelgas con patatas con un poco de agua en la olla exprés. Cuando estén listas, escurre el caldo. Y prepara un sofrito de ajo y jamón para saltearlas.

Una receta muy fácil de hacer, rápida y muy rica.

En quiche o tortilla

Si tienes cerca a gente que dice que no soporta las acelgas, esta es la forma perfecta de prepararlas. Sobre todo si tienes que cocinar para niños.

Haz una tortilla de patata o una quiche con acelgas y verás como cambian de opinión al primer bocado.