Cómo preparar galletas campurrianas en casa

Aprende a preparar las clásicas galletas campurrianas

La galleta campurriana es de origen rústico, proviene de una comarca del sur de Cantábria llamada Campoo, cuyo gentilicio es campurriano. En la región, la galleta es un dulce tradicional y suele ser consumida durante el desayuno junto la leche o el café.

Las galletas campurrianas se caracterizan por su sabor, su color tostado y su textura crujiente. Es una de las galletas de elaboración más antiguas y tradicionales. Para preparar las galletas necesitarás:

-320 gramos de harina.
-10 gr de levadura.
-100 gr de azúcar moreno.
-80 gr de almendra molida.
-150 gr de mantequilla.
-2 huevos grandes.
-10 ml de esencia de vainilla.
-100 ml de leche.
-1 pizca de sal.

Al listado de ingredientes también se le pueden añadir pepitas de chocolate si se desea, aunque no forma parte de la receta tradicional.

Cómo preparar galletas campurrianas tradicionales

1.-Primero, en un bol deberemos batir los huevos y el azúcar hasta conseguir una fina espuma.
2.-En un bol aparte deberemos mezclar la mantequilla, la vainilla y la leche hasta conseguir una mezcla homogénea.
3.-Una vez conseguidas las dos sustancias añadiremos el contenido del segundo bol al primero.
4.-Por último tendremos que tamizar la harina y la levadura sobre la mezcla e integrar finalmente todos los elementos.

Si se quieren añadir las pepitas de chocolate deberá de ser después del último paso de la elaboración de la masa.

5.-La masa deberá dejarse reposar en la nevera durante 20 minutos, en ese periodo de tiempos e puede precalentar el horno a unos 200 grados.

6.-Para hacer la galleta deberemos coger una porción de unos 25 gramos de masa y darle forma de disco, es decir, de óvalo plano. Se hornearán las galletas durante unos 15 minutos hasta que la galleta quede de un color dorado tostado. Se dejan enfriar y ya estarían listas para servir y disfrutar.

Aunque tradicionalmente se acompañan con el café o leche del desayuno, se pueden acompañar con cualquier alimento dulce como fruta, yogurt, chocolate, miel o siropes.