Aprende a hacer la torrija perfecta

Queda poco más de un mes para Semana Santa. Eso significa que además de procesiones y potaje de vigilia… ¡es tiempo de torrijas! Por eso hoy te damos los pasos para hacer la torrija perfecta. Te quedarán tan ricas y jugosas que no querrás que se acabe nunca la Pascua.

hacer la torrija perfecta

Un postre con mucha solera

Las torrijas son especialmente conocidas en España, pero sus muchas variantes son consumidas en otros países europeos. Los franceses las llaman pain perdu. Los portugueses fatias douradas. Los alemanes Arme Ritter.

Las primeras referencias que encontramos de la torrija datan del siglo IV, nada menos. Luego, en la Edad Media, la popularidad de este dulce barato con el que además se aprovechaba el pan duro se extendió por Europa, y arraigó especialmente en España.

hacer la torrija perfecta

Pero, ojo. Aunque hoy asociemos la torrija a la Semana Santa, en un principio no era así. Las torrijas eran un alimento que se creía especialmente bueno para recuperar a las parturientas. Y para garantizar que las madres tendrían suficiente leche para dar de mamar a los recién nacidos. ´

En realidad, su concepción como postre específico de la Semana Santa no se produce hasta bien entrado el siglo XIX. Pero hoy son sin duda lo mejor de esa festividad. Y como ya queda poco más de un mes, es hora de aprender por fin a hacer la torrija perfecta.

Cómo hacer la torrija perfecta

Hay muchas versiones de las torrijas. Pero si eres principiante, mejor ceñirse a la receta clásica, que además no puede ser más sencilla: las torrijas de toda la vida son pan mojado en leche con canela, rebozadas en huevo fritas, y con azúcar espolvoreada por encima.

hacer la torrija perfecta

Como en todas las recetas, elegir buenos ingredientes nos garantizarán el éxito. Y uno de los secretos para hacer la torrija perfecta consiste en elegir el pan adecuado. Ya sabemos que es pan duro, pero cuidado, porque tiene que ser bastante consistente.

Si la miga es demasiado porosa no absorberá bien la leche y además se terminará por romper al freír. Hoy se vende pan de torrijas en muchas tiendas. Es otra buena opción. Lo que no es para nada recomendable es hacer torrijas con pan de molde.

Además de elegir un buen pan, es importante no cortarlo en rebanadas demasiado finas o las torrijas quedarán aplastadas y poco jugosas.

hacer la torrija perfecta

Sobre la leche: la receta tradicional es solamente leche con una barrita de canela y un poco de azúcar. Podemos añadir también un trozo de cáscara de naranja que le quedará fenomenal. Lo ponemos a calentar en un cazo a fuego lento y ojo, porque hay que retirarlo antes de que rompa a hervir.

A la hora de empapar el pan, debemos hacerlo con cuidado de que las rebanadas no se rompan. Deja cada rebanada unos 10 segundos en la leche y cuando veas que está empapada retírala y déjala reposar, soltando el exceso de líquido antes de rebozarla en el huevo.

hacer la torrija perfecta

La puedes freír en aceite de oliva o de girasol, siempre que esté lo suficientemente caliente. Cuando veas que se doran las rebanadas, las torrijas están listas. No las frías más tiempo o se quemarán muy rápido. Déjalas escurrir y espolvorea azúcar, canela y un poco de sirope, al gusto.