Alternativas al café para empezar el día con energía

Si no te gusta el café o estás intentado reducir su consumo, este artículo te gustará. Porque con estas alternativas al café puedes empezar el día con la misma energía que siempre.

El debate sobre si el café es o no saludable es recurrente en el mundo de la nutrición. Cabe aclarar que una o dos tazas de café al día no son peligrosas para tu salud. Pero tomar más café del recomendado sí puede tener algunos efectos negativos.

Así que si estás buscando alternativas al café que sean un poco más saludables y te despierten por la mañana, atento:

El té Kombucha

La última famosa en caer rendida a las múltiples bondades del té Kombucha ha sido, según la prensa, la reina Letizia.

Esta bebida fermentada se ha puesto de moda en los últimos tiempos debido a sus muchos beneficios. El Kombucha regula el tránsito intestinal, nos aporta vitaminas y minerales y contiene cafeína, por lo que nos ayuda a despertarnos por la mañana.

El plátano

Vale. Has conseguido dejar de beber café. Pero ahora (¡drama!) no sabes qué hacer en las pausas en la oficina. ¿La alternativa perfecta al horrible café de máquina? El plátano.

Esta fruta no contiene cafeína, pero sí te aporta la energía que tu cuerpo necesita para funcionar, gracias a su alto contenido en potasio y fibra. Algunos estudios incluso dicen que es tan efectivo como las bebidas isotónicas.

Achicoria

Si tu problema con el café es que no quieres consumir cafeína pero los descafeinados no te saben a nada, puedes probar la achicoria.

Se trata de una de las alternativas al café más conocidas y utilizadas en todo el mundo. Tiene un alto contenido en fibra y un sabor muy parecido al del café.

Los frutos secos

Junto al plátano, la opción más saludable para picar en la oficina son los frutos secos. Gracias a su alto contenido en grasas buenas, los frutos secos te aportan más energía que una taza de café, con cero cafeína.

Además, estarás tomando fibra y proteína de origen vegetal, muy saludable para tus músculos.