7 errores al usar el microondas, ¿de cuántos eres culpable?

Es nuestro electrodoméstico preferido. Todo parece cosa de meter los alimentos dentro y darle al «Start». Pero cometemos muchos errores al usar el microondas. Y algunos ponen en riesgo nuestra salud. Toma nota.

Sabemos que no podrías imaginar tu vida sin el microondas. Es sin duda uno de los grandes inventos del hombre. Nos hace la vida más fácil y nos ahorra tiempo y esfuerzo en la cocina.

No en vano, algunos anuncios de microondas de los años 80 decían que el microondas era «el mayor descubrimiento culinario desde el fuego». Y tenían bastante razón. Hace ya 80 años que el microondas entró en nuestras vidas. Y hoy no nos imaginamos la cocina sin él.

Pero hay que usarlo bien para asegurarnos de que lo estamos haciendo de forma segura para nuestra salud.

Errores al usar el microondas: metes cosas que no son alimentos

Casi todos hemos metido alguna vez un par de calcetines en el microondas. O esas bolsas para aliviar los dolores o entrar en calor. ¡No lo hagas nunca más!

El microondas está diseñado para los productos alimenticios. Las telas, sobre todo las que contienen fibras sintéticas como el poliéster, pueden incluso incendiarse en el microondas al calentarlas.

Y además, estarás contaminando su interior y los alimentos que metas dentro después pueden contaminarse también.